Saltear al contenido principal
957 47 20 95 info@farmaciaavenidaamerica.es
Quemaduras Solares Y El Efecto Memoria De La Piel

Quemaduras solares y el efecto memoria de la piel

Con el verano y las largas exposiciones al sol se comienza a hablar del efecto memoria de la piel y lo importante que es su cuidado para prevenir que en el futuro podamos sufrir afecciones cutáneas que pueden llegar a ser tan graves como un melanoma.

Recuerda que el cuidado de la piel es fundamental en verano, sobre todo para ciertos tipos de piel más susceptibles a sufrir complicaciones.

 

¿Qué es el efecto memoria de la piel?

El bronceado no es más que la reacción defensiva de la piel ante una agresión externa. Con exposiciones prolongadas y muchos procesos de bronceado lo que conseguimos es que las células cutáneas profundas cambien y poco a poco se vuelvan más sensibles y eficaces contra estas agresiones.

Con el paso del tiempo, estas células que han ido cambiando con los años, pueden llegar a convertirse en malignas, dando lugar al temido cáncer de piel y otras enfermedades.

Por esto es fundamental ayudar a la piel si la vamos a someter a estímulos agresivos para los que no está preparada de forma natural.

 

Factores de riesgo de la exposición solar

Una piel clara tiene poca melanina, es decir, cuenta con menos medios para protegerse de la radiación solar, y por tanto es más susceptible a acumular daños.

  • Niños y personas mayores: los niños y las personas mayores son los más propensos a sufrir daños ya que su organismo no funciona a pleno rendimiento, bien por falta de madurez o bien por pérdida de eficacia en las funciones. Esto hará que la protección natural de la piel no sea todo lo eficiente que debería.
  • Sensibilidad y lesiones cutáneas anteriores: recuerda que el daño producido en la piel tiene efecto acumulativo, por lo que si ya has tenido episodios anteriores de quemaduras solares o problemas en la piel, tu escudo ya está debilitado y es más fácil que sufras complicaciones.

Cuidado de las quemaduras solares¿Por qué se producen las quemaduras solares?

Una quemadura solar no deja de ser eso, una quemadura, como si fuera por aceite caliente o por una plancha, solo que se produce por exposición prolongada en lugar de por un contacto breve con algo a muy alta temperatura.

Aun con estas diferencias el efecto sobre la piel es el mismo. Ten en cuenta que se producen cuando la melanina, responsable de la coloración de la piel y protectora de la misma, ya no es capaz de protegernos de una exposición prolongada a la radiación ultravioleta y el calor. Es entonces cuando se producen los síntomas que conocemos:

  • Enrojecimiento de la piel
  • Aumento de la sensibilidad
  • Ampollas
  • Descamación de la piel muerta días después de sufrir la quemadura
  • En casos extremos también produce lo que se conoce como alergia al sol, incluso fiebres y posibles infecciones.

¿Cómo tratar las quemaduras solares?

Las quemaduras solares no suelen presentar síntomas de forma inmediata si no que el enrojecimiento llega una vez se ha producido y es inevitable. Incluso puede presentarse al día siguiente y pasar varios días hasta que comienza a sanar con normalidad.

Este proceso es inevitable y aunque existen cremas y remedios para ayudar a su curación, no quedará más remedio que paliar los síntomas relacionados con el dolor, la inflamación y la sensibilidad.

  • Tomar un analgésico suave como el Ibuprofeno, siempre bajo las dosis indicadas,puede ayudar a reducir la sensibilidad por inflamación, sobre todo si se administra poco después de sufrir la quemadura.
  • Refrescar las zonas afectadas: te habrás dado cuenta de que la piel “desprende calor”. Pues si, ten en cuenta que está expulsando los excesos y es bueno ayudarla con baños de agua fría.
  • Hidratar la piel: Una hidratación intensa ayudará a reparar parte de los daños que la quemadura causa y tendrá efectos positivos en fases posteriores de la curación como la descamación.
  • Si han salido ampollas, evita tocarlas. Al igual que una quemadura por contacto con una fuente de calor, es posible que salgan pequeñas ampollas y se llenen de líquido. Evita que exploten y déjalas secar por sus propios medios para evitar posibles infecciones.
  • Geles y cremas de Aloe Vera: son un buen paliativo y ayudarán a reparar los daños. El Aloe Vera tiene muchísimas propiedades de las que hablaremos en futuros artículos.
  • Evita tomar medicamentos que terminen en “caina” ya que parte de sus efectos secundarios son la irritación de la piel, que es lo que menos necesitas tras una quemadura solar.

 

En nuestra farmacia disponemos de  cremas específicas para tratar las quemaduras solares más habituales, así como para reparar los daños sufridos por la piel.

En cualquier caso, si ves que la quemadura es más dolorosa de lo normal, que el enrojecimiento es preocupante o que no se alivia en unos días es importante acudir rápidamente al dermatólogo.

Volver arriba