Saltear al contenido principal
Prebióticos Y Probióticos, Qué Son Y Qué Diferencias Presentan?

Prebióticos y probióticos, qué son y qué diferencias presentan?

Cada vez podemos encontrar más productos en el mercado que se promocionan con un alto contenido en probióticos o prebióticos, pero no todas las personas tienen claro que son y qué aportan a tu organismo.

Probióticos.

Los probióticos son microorganismos que en ciertas cantidades producen un beneficio para la salud de quien los consume. Existen probióticos de muchos tipos pero principalmente podemos encontrar lactobacilos y bifiídobacterias, que de forma natural se encuentran en el cuerpo humano.

En ciertas circunstancias es necesario complementar la dieta aportando estos probióticos ya que está más que demostrado que son beneficiosas casos que afectan al sistema digestivo o el sistema inmune.

Con los suplementos de probióticos conseguiremos mejorar la producción de inmunoglobulina A, alterar el PH de forma que algunos patógenos nos puedan afectar menos, mejorar la barrera intestinal y eliminar Radicales Libres.

Puede sonarte a chino pero la flora intestinal tiene repercusión en muchos más procesos de los que imaginas. En casos de diarreas o daño en la flora intestinal por la toma de antibióticos u otros productos, es importante consumir probióticos para restaurarla y que nuestro organismo funcione con normalidad.

Prebióticos

Los prebióticos son los “alimentos” de la flora intestinal, que ayudan a que tenga un crecimiento adecuado y funcione con normalidad.

Sirven para reducir el riesgo de padecer enfermedades intestinales como el síndrome del colon irritable, colitis ulcerosa y otras enfermedades inflamatorias como la enfermedad de Crohn. Al mismo tiempo previenen las diarreas que se producen cuando viajamos o incluso las que se producen por el consumo de ciertos antibióticos.

¿Es necesario un suplemento?

No tendría por que si el cuerpo funciona con normalidad y nos alimentamos de forma saludable. Los prebióticos por ejemplo están altamente presentes en las alcachofas, legumbres, ajos, cebollas, trigo y otros cereales… Son alimentos que están altamente presentes en una dieta mediterránea normal y que deberían ser aporte suficiente para que no fuera necesario un suplemento.

En ocasiones, cuando algo no funciona correctamente en nuestro organismo, si es necesario un suplemento, pero siempre bajo supervisión y previo consejo.

Recuerda que nos tienes disponibles las 24 horas del día y estaremos encantados de recomendarte la suplementación de probióticos o prebióticos que necesites, solo tienes que contarnos tu caso.

Volver arriba