Gripe VS Resfriado

Estamos en plena crisis de gripe, todos los años sobre esta época nos encontramos con la misma situación en nuestra farmacia. Necesito un antigripal!! 

¿Estás seguro/a que es una gripe? Entre el resfriado y la gripe hay muchas similitudes pero no es lo mismo. De hecho es importante conocer los síntomas de cada uno y saber si es gripe para tratarla adecuadamente.

Gripe VS Resfriado. ¿Qué es cada uno?

Antes de ver los síntomas y las recomendaciones, es importante saber qué es cada una de las enfermedades:

  • Resfriado: Es una infección vírica de las vías respiratorias superiores que suele producir inflamación de estas vías. Nariz, laringe, tráquea y bronquios son los órganos más afectados. Su aparición es más lenta ya que el periodo de incubación es de entre 48 y 72 horas.
  • Gripe: También es una infección vírica pero está producida por otro tipo de virus. Su evolución es más rápida (incuba entre 18 y 36 horas) y suele presentarse únicamente entre los meses de noviembre y marzo con las bajas temperaturas, que pueden producir alteraciones en la circulación sanguínea de las mucosas y permitir la entrada de estos virus.
fiebre-en-los-resfriados-y-gripes

Los síntomas de la gripe y el resfriado:

Sí, te sientes mal, lo sabemos, pero los síntomas lo son todo y son muy parecidos entre la gripe y el resfriado. El tratamiento no es el mismo.

  • La tos: Es un síntoma común, pero el tipo de tos no es el mismo en la gripe y en el resfriado. En el resfriado la tos suele estar acompañada de mucosidad, que proviene en gran medida de otro de los síntomas comunes, el goteo nasal y la congestión. En el caso de la gripe, es menos común encontrar tos productiva ya que no suele presentar congestión nasal.
  • Estornudos: Los estornudos son un síntoma clásico de resfriado junto al goteo nasal. No suele presentarse en la gripe.
  • Dolores musculares: Son todo un clásico de la gripe, y suelen presentarse sobre todo en los músculos largos como la espalda y las extremidades. Sí, es esa clásica sensación de que te duele todo el cuerpo. No suele darse en resfriados.
  • Dolor de cabeza: Es parte de este dolor muscular, persistente e intenso en procesos gripales y no tanto en los resfriados. En caso de que se produzca durante un resfriado, suele estar causado por la congestión
  • Fiebre: Otro clásico de la gripe, en la que suele presentarse durante los primeros días y persistir durante tres o cuatro. En el resfriado no es habitual, salvo en niños y adolescentes, en los que si puede presentarse algo de elevación de temperatura
  • Irritación ocular: es uno de los síntomas que se asocian más al resfriado que a la gripe, también asociado a la congestión
  • Dolor de garganta: otro clásico del resfriado. No es común en la gripe
  • Escalofríos: los escalofríos es la forma natural del cuerpo para entrar en calor de forma “involuntaria”. Te pasa también cuando hace mucho frío, ¿verdad?. Es un síntoma de estar destemplado y suele ser un aviso de que la fiebre viene de camino. Esto es propio de la gripe, no del resfriado.

Saber diferenciarlos es clave ya que muchas personas nos visitan pidiendo antigripales cuando realmente lo que tienen es un resfriado. El tratamiento para una puede ser inútil contra la otra y un resfriado o una gripe mal curada puede pasar factura y complicarse con otras afecciones, sobre todo respiratorias.

El tratamiento para la gripe y el resfriado:

Ten en cuenta que se trata de infecciones virales y como tales no hay una cura propiamente dicha. Únicamente se tratan los síntomas y, si el tratamiento es el oportuno y se comienza pronto a tomarlo, puede acortar la duración de la enfermes un par de días.

En cualquiera de los dos casos, los antibióticos no son efectivos. Esto es importante ya que no solo no nos ayudarán con los síntomas si no que cuando realmente nos hagan falta nos harán menos efecto.

Aunque el tratamiento es parecido (los analgésicos son la base en ambos casos), tienen ciertas diferencias importantes.

  • En el caso de la gripe será importante tomar un antitérmico (ya hablaremos de cómo y cuándo en otro artículo) y, si existiera tos, un antitusivo específico para tos seca.
  • Para el resfriado el antitérmico no será efectivo y el tratamiento de la tos, normalmente, deberá ser específico para tos productiva.

En ambos casos la hidratación es fundamental pero por distintas causas. En la gripe, estar bien hidratados nos ayudará con los procesos febriles, y en el caso del resfriado nos ayudará a eliminar las secreciones.

Prevenir el resfriado y la gripe

Prevenir la gripe y el resfriado y aliviar los síntomas:

Prevenir es mejor que curar. Si seguimos los siguientes 10 consejos sería más difícil que el virus de la gripe o los rinovirus y otros potenciales causantes de estas dolencias entren en nuestro organismo.

  1. Aléjate del frío y la humedad. Estos dos factores son claves para la propagación de los virus del resfriado y de la gripe. Abrígate y evita que el cuerpo se te quede frío. Protege las mucosas de las vías respiratorias.
  2. Descansa. La recuperación del organismo después de un día activo es fundamental para que las defensas actúen como deben.
  3. Lávate las manos a menudo. Tanto la gripe como el resfriado son altamente contagiosos y se transmiten por vías aéreas, por lo que estornudos, tos y otras expulsiones de mucosidad transportan la infección potencial a todas las superficies. Lavarse la manos hará más difícil que nos infectemos tras tener contacto con estas superficies.
  4. Consume vitaminas y minerales. Incorpóralos a la dieta. No solo mejorarán tus defensas , también, en caso de infección, ayudarán a pasarla mejor y más rápido.
  5. Mantente hidratado. Un adecuado nivel de hidratación hará que en caso de contagio los síntomas sean más leves.
  6. Evita el tabaco y los ambientes cargados. La irritación de garganta y de las mucosas puede verse aumentada y los síntomas serán peores. Además pueden causar complicaciones respiratorias de las que también hablaremos en otros artículos.
  7. Haz gárgaras con miel y limón. Te aliviarán la irritación de garganta y eso te ayudará a alimentarte mejor.
  8. Utiliza vaho y derivados del eucalipto para aliviar la congestión. hay muchas variedades y formas de usarlo y mejoran la congestión.
  9. Dormir con la cabeza más elevada de lo habitual.  Esto también te ayudará a descansar mejor y que la congestión y la mucosidad te afecte menos.
  10. Acude a profesionales. En la farmacia te podemos asesorar, ayudar,  facilitar analgésicos y antigripales, pero debe ser el médico quien te diagnostique y, sobre todo,  asegurarse  que el resfriado o la gripe no se está complicando con ninguna otra dolencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *