Cepillo Interdental O Seda Dental

El cuidado de la boca no es para tomárselo a la ligera, lo sabemos, y para ello existen en el mercado una gran cantidad de productos, tanto cepillos como pastas dentales, que se recomiendan en cada caso específicamente.

Sin embargo no es suficiente con lavarse los dientes tres veces cada día ya que ningún cepillo del mercado puede acabar con el gran enemigo, la placa bacteriana. Los espacios interdentales son los que se llevan la peor parte ya que tienen un acceso complicado y para su cuidado es necesario utilizar otros medios.

  • Enjuague bucal: No puede faltar. Siempre después de cepillarse los dientes es recomendable hacer enjuagues con un producto que se adapte a nuestras necesidades. Dentro de la gama de productos de este tipo los podremos encontrar más fuertes, más suaves, mentolados, con alcoholes o específicos para blanquear. Aunque este tema lo trataremos en otro artículo con más profundidad, os adelantamos: No todos son recomendables en todos los casos.
  • Cepillos interdentales: Son esos mini cepillos, habitualmente rectos, con mangos de colores y con unas minúsculas cerdas en la punta. Están compuestos por una parte plástica, un alambre o hilo de acero trenzado y unas cerdas plásticas que serán las encargadas de arrastrar la suciedad y la placa de entre los dientes
  • Seda dental: Este rollo de hilos de nylon encerados son los más habituales hoy en día en los baños de cada casa. Tras cortar un trozo de uno 45 cm y enrollar un extremo en un dedo y el otro en otro dedo se pasa por los espacios interdentales arrastrando la suciedad.

cuidado-dental

PROS Y CONTRAS DE LOS CEPILLOS INTERDENTALES Y LA SEDA DENTAL

Enjuague bucal

El enjuague bucal no puede faltar, es imprescindible y en líneas generales todo son pros. Sin embargo, en próximos artículos trataremos los diferentes tipos de enjuagues que existen en el mercado y veremos cual es el más adecuado en función de tus circunstancias, características y gustos.

Cepillos Interdentales:

  • Comodidad: la verdad es que no es fácil acostumbrarse a introducir un alambre entre los dientes. DE hecho suelen hacer falta varios juegos de distintas medidas y grosores para dar con el adecuado en cada espacio interdental ya que cada uno es diferente. Paciencia, la medida perfecta existe
  • Posibilidad de lesiones: sobre todo al principio es habitual llegar a producir alguna herida en la encía por introducir mal el alambre en el espacio interdental, por doblar el alambre, usar una medida incorrecta para ese espacio o no tener cuidado con la manipulación. Es cuestión de práctica.
  • Necesidad de mantenimiento: al igual que un cepillo de dientes hay que mantenerlos limpios y cuidados para que la higiene sea máxima.
  • Precio: su precio es mayor que el hilo dental, más aún si tienes que adquirir varios juegos de distintas medidas para poder llegar a cada espacio interdental.
  • Validez para ortodoncias: no solo es válido, está recomendado para limpiar tanto los espacios interdentales como los huecos que quedan entre la ortodoncia y los dientes.

A pesar de todos estos contras, que pueden parecer muchos, se trata del método más efectivo para la limpieza interdental. Gracias a las cerdas no hay espacio entre los dientes que quede sin cepillar y son mucho más efectivos limpiando restos de alimentos que la seda dental ya que se introducen de forma horizontal.

Seda dental:

  • Precio: es un método de limpieza interdental muy económico. Uso por uso sale muy barato. Más aún teniendo en cuenta que la medida es única y no es necesario comprar varios juegos.
  • Comodidad: su utilización es cómoda, no requiere periodos de aprendizaje y todo el mundo está habituado a utilizarla.
  • Posibilidad de lesiones: debido a la forma del diente en ocasiones la presión ejercida para introducir la seda dental pasa a la encía y los filamentos encerados producen pequeñas heridas, independientemente de la práctica que tengamos con este procedimiento.
  • Validez para ortodoncias: como te podrás imaginar, no es válido, no habría forma de hacer un uso correcto de la seda dental con una ortodoncia.

Parece que todo son ventajas no? Pues no, de hecho es, junto con los irrigadores domésticos, el método menos efectivo para la limpieza interdental. Si bien es cierto que puede eliminar los restos de comida y para esto es muy eficaz, en la eliminación de placa no lo es tanto. Ten en cuenta que la propia forma del diente hace que un hilo no pueda nunca rodearlo por completo teniendo contacto por toda su superficie vertical, salvo en los incisivos.

En conclusión, deberías probar los cepillos interdentales, tratar de acostumbrarte a ellos y solicitar consejo a especialistas en caso de necesitarlo.

En la Farmacia 24 horas Avenida América contamos con una gran variedad de cepillos interdentales de marcas reconocidas, cuyos alambres son más difíciles de doblar y más finos que los de la competencia. Con esto, el riesgo de doblarse o de insertarlos de forma equivocada se reduce y su utilización es mucho más cómoda.

Si necesitas consejo pasa a la botica y te atenderemos encantados.