Saltear al contenido principal
Herpes Y Calenturas. Todo Lo Que Necesitas Saber

Herpes y calenturas. Todo lo que necesitas saber

Quién no ha tenido un herpes o ha visto a alguien cercano con uno?

Las calenturas son esas pupas que salen en los labios y están causadas por el virus del Herpes simple.

El virus del herpes simple es uno de los más comunes y de los que a más población afectan, de hecho, se estima que el 67% de la población lo padece.

La gran mayoría de los infectados han tenido contacto con este virus en la infancia, pero sus síntomas solo se muestran bajo ciertas circunstancias.

Suele producir inflamación y ampollas, con lo que es desagradable y molesto, pero no tiene por qué ir a más si no se infecta.

Otro caso más severo es el del herpes genital, que si tiene implicaciones con otras enfermedades.

Tratamiento del herpes labial

¿Existe relación entre el herpes genital y el herpes labial?

Si, de hecho son dos variedades del mismo virus y su comportamiento es muy parecido. Al herpes labial se le llama de tipo 1 o VHS-1 y al herpes genital de tipo 2 o VHS-2.

¿Cómo se contagia el herpes?

El virus del herpes es extremadamente contagioso, de hecho incluso sin tener un brote activo, puede infectar a otras personas. Con un contacto intimo, el uso compartido de toallas, cubiertos o botellas pueden desencadenar la infección.

Síntomas del herpes labial

La infección no suele presentar síntomas, solo algunas manifestaciones leves que, además, en muchos casos pasan desapercibidas.

Cuando los síntomas se visualizan se pueden apreciar úlceras o pequeñas ampollas en los labios, que producen hormigueo y sensación de quemazón, para desaparecer unos días después con el tratamiento adecuado.

En casos de personas con más sensibilidad puede producir incluso fiebre, sin embargo no es una infección de gravedad.

¿Cuándo se muestra el herpes?

Suele coincidir con la menstruación o los cambios hormonales en las mujeres, sin embargo, la sintomatología también puede ser producida por estrés, otras infecciones o simplemente “estar bajo de defensas”.

Prevención del herpes labial

LA única prevención posible es no mantener contacto con personas que tienen herpes diagnosticados sin medios profilácticos. En esta línea se debe evitar utilizar los mismos cubiertos, beber del mismo vaso o utilizar el mismo plato.

Si ya has sido infectado/a lo conveniente es evitar la sequedad labial y mantener una vida sana y activa que reduzca el mínimo las posibilidades de perder defensas y el riesgo de padecer infecciones externas.

Tratamiento para el herpes

Aunque los medicamentos antivíricos contra el herpes labial suelen reducir la intensidad y la frecuencia de aparición de la sintomatología, no eliminan la infección. Únicamente actúan sobre la sintomatología.

Aún así, es importante utilizarlos para evitar complicaciones.

Uso de parches contra el herpes labial

Los parches ayudan a acelerar el proceso de curación de los síntomas del herpes, pero es importante comenzar a utilizarlos conforme notamos las primeras sensaciones de picor o hinchazón, evitando así que la calentura llegue a desarrollarse del todo.

Con estos parches también evitamos el roce, la formación de las ampollas, costras y evitamos empeorar la infección al mantener la herida aséptica.

Volver arriba